lunes, marzo 24, 2008

GIRA EUROPEA DE THINKING PLAGUE



“Every now and then a landmark group emerges. Thinking Plague in my opinion
belongs in that category. Being an interesting group isn’t a matter of learning
to imitate some favourite bands' style, it's having an original musical vision
and the skills to bring it into being; it's breaking new ground...”.

Chris Cutler

Liderada por el compositor y guitarrista Mike Johnson, la banda de Denver (EEUU) llegará a
Europa esta semana para ofrecer una serie de conciertos en distintas ciudades.

Hasta el momento, estas son las fechas confirmadas:

29 de marzo: Les Lilas, Paris (Francia) - Le Triton
1º de abril: Wurzburg (Alemania) - Kulturhaus Cairo
2 de abril: Ginebra (Suiza) - L'Usine
3 de abril: Milán (Italia) - Legend 54 Club
6 de abril: Gouveia (Portugal) - Gouveia Art Rock Festival

En esta gira, Thinking Plague formará con Johnson, la cantante Deborah Perry, el bajista y
acordeonista Dave Willey y el saxofonista y clarinetista Mark Harris, entre sus miembros habituales. Contará con el regreso del increíble Dave Kerman (5´UUS, U Totem, Présent) en batería y percusión, y los teclados estarán a cargo del compositor Stevan Tickmayer (The Science Group). A Perry, se unirá Elaine Di Falco (Caveman Shoestore, Hughscore) en voces.


Definitivamente experimental, Thinking Plague es una agrupación capital en la evolución
reciente del progresivo y, a mi juicio, la más significativa entre aquéllas que hoy trabajan a partir de la forma canción. Es heredera de la fértil progenie iniciada, allá por 1975, por “Desperate Straights”, de Slapp Happy/Henry Cow, que decantara en la obra de The Art Bears y News From Babel. No obstante, Thinking Plague, sin abandonar la senda de esta ascendencia del RIO, se ha posicionado en una nueva dimensión estilística, al incorporar unas estructuras expansivas y un tratamiento orquestal más afines al progresivo sinfónico. La confluencia de estas dos vertientes, pasada por el tamiz creativo de Mike Johnson, convierte su propuesta musical en una experiencia única y renovadora.

La música de la banda, con un acento equivalente en lo instrumental y lo vocal, es en extremo ecléctica y muy compleja rítmicamente, plena de cromatismo y atonalidad, y exhibe altas dosis de manipulación sonora. En las líneas vocales son frecuentes los unísonos y los contrapuntos disonantes con las líneas instrumentales; los registros extremos y los saltos interválicos amplios o repentinos; y los sonidos y efectos de altura indeterminada. Para acometer estas exigencias, Thinking Plague siempre ha contado con voces competentes y exquisitas (desde Sharon Bradford hasta Deborah Perry, pasando por la inolvidable Susanne Lewis, también compositora y letrista). El resultado es una música cerebral, rigurosa, aunque con el suficiente nervio y convicción para llegar a sorprender, estremecer y emocionar como pocas en la actualidad.


“A History of Madness” (2003), el último CD de estudio de Thinking Plague, los encuentra en un nuevo estadio en el desarrollo de su estilo, explorando sonoridades más orgánicas y sofisticadas y experimentando con montajes electroacústicos. Este álbum conceptual, parcialmente basado en la historia de los cátaros, deja en claro que Mike Johnson es uno de los compositores más originales y avanzados del momento. Mientras en el ámbito del rock progresivo es cada vez más usual escuchar músicas muy elaboradas pero con escasa capacidad de innovación, “A History of Madness” se erige en un trabajo decididamente progresivo, en el sentido más auténtico de la palabra, una verdadera obra maestra del género sin distinción de épocas ni estilos.

Como introducción al sonido preciso y arrollador de la banda en vivo, recomiendo el registro de su actuación en el NEARfest 2000, publicado en CD bajo el título “Upon Both Your Houses” (2004).

viernes, marzo 21, 2008

FACTOR BURZACO



Conocido aquí por sus jugosas “Crónicas desde Buenos Aires” que habitualmente publica en El Periódico de Catalunya, el argentino Abel Gilbert es también músico y compositor, y tiene un CD flamante, que ha editado junto a su grupo Factor Burzaco.

No he podido aún escuchar la obra completa, pero en los temas que suenan en su myspace observo una sugerente colección de gestos: voz indie declamativa, ondulantes líneas melódicas, climas entre eufóricos e inquietantes, rítmicas quebradas y texturas armónicas apoyadas por una orquesta de cámara. En el plano estilístico, la música se desplaza entre lo culto y lo popular -polos claramente reconocibles en constante interpelación-, dando como resultado un cruce entre la música contemporánea de tradición académica y el rock.

El CD ha recibido críticas interesantes, entre las que destaco la posteada en Esculpiendo Milagros.