lunes, diciembre 20, 2004


Robert Fripp con G3: una gran incógnita

A la incredulidad en la que quedamos sumidos cuando se difundió la noticia de que G3 estaba girando con Robert Fripp y que darían un concierto en Buenos Aires, siguió -al cabo de ese concierto- una sensación de total perplejidad ante la ínfima e intrascendente participación que allí tuvo el cerebro de King Crimson.
Quizás, ello se deba precisamente a lo inverosímil del proyecto. Como fuera, quienes no quisimos perdernos la oportunidad de apreciar a este formidable guitarrista y compositor, no podemos evitar preguntarnos qué llevó a Fripp a integrarse a este improbable trío junto a Satriani y Vai. Porque estos dos músicos, a pesar de sus dotes técnicas, se encuentran de alguna manera en las antípodas de Fripp, por su complacencia con la frivolidad pop, por la postura del “guitarrista heroico” que explotan y por anteponer el virtuosismo a las ideas musicales. Es indudable que el derroche efectista de acrobacias sonoras al que son tan afectos Satriani y Vai -y al que, por lo general, se reducen sus aportes- no condice con la visión de un verdadero genio artístico como Fripp.
La elección para la primera aparición de Fripp de sus soundscapes, fue tan acertada en cuanto serena introducción a un por demás ruidoso concierto, como elocuente en tanto muestra del divergente universo estético que lo separa de Satriani y Vai; en fin, casi una broma para enardecer a un auditorio mayormente entusiasta de estos últimos. Hasta aquí, una brevísima (no alcanzó los 20 minutos) aunque atractiva intervención.
Después del extenso set de Vai y hacia el final del igualmente extenso de Satriani, Fripp se sumó a éste para acompañarlo en un par de temas desde las sombras de uno de los rincones del escenario. Su contribución fue musicalmente irrelevante, visualmente inexistente y prácticamente inaudible.
Lo peor estaba aún por venir y llegó con el clásico jam de cierre de G3. Nuevamente en la oscuridad, lo de Fripp –esta vez exhibiendo su costado más intenso- quedó relegado a efímeros solos, que hubieran resultado de algún interés si se hubiesen podido escuchar (el sonido dejó mucho que desear durante todo el concierto). Entre los temas versionados en este segmento, figuró Red, lo que puede considerarse como la mayor concesión que los anfitriones hicieron al invitado. Sin embargo, la participación de su creador resultó avasallada por la omnipresencia de Satriani y Vai.
Parece claro que los dueños de G3 son Satriani y Vai, que a ellos les está reservado todo el protagonismo y que el tercero de turno es una mera excusa para potenciar el vedettismo de ambos. Ahora bien, qué tiene que ver Robert Fripp con todo esto es una gran incógnita.

jueves, diciembre 02, 2004


Juan Manuel Patarca/eNTrío o el folclore progresivo

eNTrío viene trabajando desde 1997 en el circuito independiente, con su ecléctica propuesta musical en la senda de lo que alguna vez se conoció como “proyección folclórica”. Herederos de las primeras tendencias renovadoras de los 60s, han desarrollado un estilo instrumental y vocal que integra en forma coherente distintos géneros y, no obstante, permanece fiel a la esencia folclórica.
En forma paralela, uno de sus integrantes, Juan Manuel Patarca (guitarra, voz, composición y arreglos), fue alumbrando un proyecto más personal centrado en sus propias composiciones, y que ahora, junto a eNTrío, ha plasmado en un magnífico CD interactivo a punto de publicarse.
Al nido sorprende con una cuidada edición (sobre de cuero con guarda “pampa” y título sellado a fuego), un adecuado preludio visual que anticipa los sonidos, paisajes y aromas que habitan las canciones y poemas de la obra.
Un primer gesto progresivo se advierte en la escritura definitivamente literaria que denota la lírica de Al nido. No se nos escapa que el folclore argentino tiene una importante tradición de exquisitos poetas como Atahualpa Yupanqui o Manuel J. Castilla, pero también es cierto que no ha tenido lugar hasta el momento una verdadera renovación en este aspecto. Más allá de su temática, las letras exhiben un manejo notable de recursos formales y estilísticos, fruto de la formación académica de su autor y, por otra parte, se nutren de un profundo conocimiento de las costumbres, la geografía y el vocabulario autóctonos. Además, hay en Patarca un interés por dotar a los contenidos de una estructuración sintáctica y métrica determinada, la que a su turno condiciona el plano musical, tanto en lo melódico como en lo rítmico. Semánticamente entre elusiva y concreta, la lírica evita por lo general el mero desarrollo narrativo o descriptivo para favorecer los registros expresivos y simbólicos. Todo esto muestra una aproximación a los textos enteramente original e inédita para el género.
En lo estrictamente musical, se hallan presentes los valores que hacen de eNTrío una referencia ineludible del nuevo folclore: esa impecable articulación estructural de formas y ritmos populares con elementos provenientes de la tradición escrita (“clásica”) y de otros géneros, que amalgama con naturalidad fuentes radicalmente diversas como el canto llano, el jazz, la bossa nova y la música centroamericana, las cuales fluyen espontáneamente a través de huainos, zambas y gatos, siempre reconocibles. Pero este claro perfil progresivo se ha vuelto más austero y sutil, producto quizás de la madurez compositiva que Patarca alcanza en este trabajo. La eficaz interacción camarística propia de eNTrío se pone aquí al servicio de líneas melódicas más despojadas aunque no menos intrincadas, privilegiando el desempeño vocal de Patarca, cada vez más virtuoso en el dominio de sus registros. Su abordaje del folclore desde una perspectiva culta ha ganado en rigor y sofisticación armónica y tímbrica. En fin, un acabado ejemplo de la evolución reciente del folclore escrito.
Juan Manuel Patarca/eNTrío presentan Al nido el próximo 10 de diciembre en el Teatro Contemporáneo, Cochabamba 415, San Telmo (
http://ar.geocities.com/entrionet).

sábado, noviembre 20, 2004

Thinking Plague X 3
1. Nearfest Records acaba de editar Upon Both Your Houses, un registro del concierto de Thinking Plague en el Nearfest 2000, uno de los más importantes festivales anuales de rock progresivo de la actualidad: http://www.nearfestrecords.com/releases.asp?ID=5
2. El último CD en estudio de TP, A History of Madness, fue publicado por Cuneiform Records en setiembre de 2003: http://www.cuneiformrecords.com/bandshtml/thinking.html
3. Mike Johnson, principal compositor y guitarrista de TP, analiza en profundidad A History of Madness en una reciente entrevista: http://www.progressiveears.com/library/johnson.asp?bhcp=1

jueves, octubre 28, 2004

Robert Wyatt: dos nuevas colaboraciones
Recientemente, se han editado dos álbumes muy diferentes, pero que comparten la lujosa participación de uno de los músicos más completos y originales que dio el rock progresivo: me refiero al gran Robert Wyatt.
En el último CD de Björk, Medúlla, la intervención de Wyatt en dos de los temas (el dueto “Submarine” y los fragmentos vocales en “Oceania”) es sólo un testimonio puntual de una presencia virtual, igual de elocuente pero más extendida, que permea toda la obra. Se adivina su influencia en el enfoque vocal nada convencional elegido por la cantante y en la seducción que ejercen esas atmósferas intimistas y enigmáticas de densas texturas. Su participación, a primera vista inesperada, se advierte natural a poco que se avanza en la escucha, tornándose lógica y totalmente integrada cuando llega “Submarine”. Es indudable que esa participación, por otro lado, es un signo confirmatorio de la evolución musical de Björk, una artista siempre atractiva y cada vez más consistente en su búsqueda experimental.
Tampoco sorprende, aunque por otras razones, la presencia de Wyatt en Chansons..., la nueva colección de canciones en francés de John Greaves, que acaba de publicar el sello Le Chant du Monde, conjuntamente con la reedición de dos de sus obras claves: Kew.Rhone y Songs (a propósito de ello, Greaves ofreció un hermoso concierto el pasado 4 de octubre en París, que será motivo de un próximo posteo). Su asociación musical se remonta a la primera intervención de Greaves en el álbum de Wyatt de 1975 Ruth Is Stranger Than Richard, fructificando luego en sucesivas colaboraciones. Y no parece casual que ambos exhiban una carrera similar: originaria y principalmente interesados en el trabajo instrumental complejo y visionario en bandas progresivas esenciales como SOFT MACHINE, HENRY COW y NATIONAL HEALTH, desarrollaron con posterioridad una común afición por el canto y la composición de canciones, con estilos muy personales y distintivos pero también en cierta forma semejantes.
Pero ¿quién es Robert Wyatt?, ¿qué podemos decir acerca de su propia música?. Para quienes no lo conocen, en 1966 Wyatt formó SOFT MACHINE, un ejemplo precursor de la fusión progresiva del rock psicodélico, el jazz y la vanguardia contemporánea. Con esta agrupación, comenzó a desenvolver sus amplias dotes de baterista, compositor, letrista y cantante. Hacia mediados de la década del ´70, un accidente que lo obligó desde entonces a trasladarse en silla de ruedas precipitó su carrera solista.
Para una introducción a su obra, les recomiendo especialmente Rock Bottom de 1974 (ver www.primaweb.com.ar/rock/12Albumes.htm) y Shleep de 1997. Estos importantes álbumes son, además, un lugar privilegiado de reunión de músicos de la talla de Brian Eno, Mike Oldfield, Fred Frith y Evan Parker, entre otros. También aconsejo que escuchen sus últimos CDs de 2003, Cuckooland y Solar Flares Burn for You.
Para quienes estén habituados a solistas tales como Peter Gabriel o Peter Hammill, les sugiero que incursionen en la discografía de Wyatt, un músico con una visión y creatividad que los asombrará e iniciará en un universo estético único. En este sentido, resulta muy ilustrativo un fragmento de un comentario sobre Wyatt extraído de la “Rough Guide of Rock”, que me permito traducir y transcribir seguidamente: “Es difícil pensar en un músico de rock que pueda interpretar canciones mejor que Robert Wyatt –un cantante que piensa con tal claridad sobre los acordes, las armonías, los ritmos y la lírica, y los acomete con una energía emocional semejante. Son estas cualidades, además de su transparente integridad y generosidad de espíritu, las que infunden ese afecto entre sus seguidores y sus colegas (...). Si estás preparado para descubrir a Wyatt, contás con un tesoro de treinta años para explorar (...). Su estilo vocal, con sus cadencias coloquiales, requiere algún tiempo para apreciarlo, pero es adictivo, y completamente original”.

sábado, septiembre 11, 2004

Univers Zéro: L´Hérésie continue…

En su 30° aniversario, queremos dedicar este posteo inaugural a Univers Zéro y su extraordinaria búsqueda estética, que alumbrara hacia fines de los setenta las llamadas musiques nouvelles con álbumes como Hérésie. Recientemente, UZ publicó su última obra Implosion. Escuchen a este grupo fundamental del género en www.cuneiformrecords.com/bandshtml/univers.html.

viernes, septiembre 10, 2004

Bienvenidos!!!

El nombre que elegimos para este weblog, SIETE OCTAVOS, remite a una de las métricas emblemáticas del rock progresivo (compás de 7/8). Refleja la irregularidad rítmica propia de las músicas del género; simboliza esa cualidad contrastante e imprevisible que las caracteriza tan especialmente.
Lo asimétrico en música, al igual que en la vida, connota desfasaje y tensión. Esto es lo que reclama el rock progresivo de sus oyentes. Que estén dispuestos a renunciar a lo conocido y predecible. Que resignen la comodidad. Que agudicen su atención y sensibilidad. Y esta disposición, como la requerida para apreciar todo arte autentico, entraña -según apunta bella y acertadamente George Steiner- "un acto inicial y fundamental de confianza. Comporta el riesgo de un desengaño o algo peor. El invitado puede volverse despótico o cruel; pero sin la aceptación del riesgo de la bienvenida, ninguna puerta puede abrirse cuando llama a ella la libertad".
Damos comienzo así a un nuevo canal de comunicación, complementario a ¿queeselrockprogresivo?, con la intención de dinamizar nuestro intercambio sobre el universo ecléctico y audaz del rock progresivo. SIETE OCTAVOS, lejos de limitarse a lo meramente informativo, buscará crear, ante todo, un espacio de reflexión, que nos permita tanto meditar acerca de diversos aspectos del género -y por qué no de la música en general-, como reflejar nuestras impresiones al respecto. Esperamos que se interesen y participen.